viernes, 14 de octubre de 2016

No me merezco ser la distracción de nadie. No me merezco que jueguen conmigo y dejen mi vida patas arriba. No me merezco que no me busquen. No merezco que me escondan. No me merezco que me hagan llorar personas que no llorarían por mí. No me merezco que no me valoren y mucho menos que no me quieran.

Me merezco un amor sano. Me merezco que demuestren que soy alguien importante y hacerme sentir especial. Me merezco que hagan locuras por mí, que me cojan de la mano y que me muestren orgullosos. Me merezco confesiones, conversaciones nocturnas. Me merezco poder entrar en tu cabeza y saber que es lo que piensas/sientes/quieres. Me merezco que me quieran y bien, y sano, y mucho y por un buen tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario