miércoles, 15 de abril de 2015

Cuando hablaba de cosas que adoraba, sus ojos se transformaban en estrellas.
Y jamás brillaron cuando hablaba de mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario