sábado, 27 de diciembre de 2014

Él era mi jodido cigarro,
                 sabía que era tóxico.
                              Pero no me importaba lo más mínimo.
                                            Me encantaba el sabor en mi boca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario