sábado, 29 de noviembre de 2014

"Son las 3:48 de la noche y te echo de menos como hice la semana pasada a las 14:15 de la tarde cuando recordé la última vez que me dijiste que me querías. Son las 3:48 y debería estar durmiendo pero todo en lo que puedo pensar es en cómo sonreías cuando te decía que eras guapo y la forma en que me abrazabas y la forma en que me decías que yo iba a ser única.
Pero supongo que las cosas cambian y la gente sigue adelante.
Y tú ahora estarás bebiendo con tus amigos sin acordarte de mí y yo estoy aquí tumbada pensando en ti."

No hay comentarios:

Publicar un comentario