miércoles, 19 de febrero de 2014

Perdón si te mentí cuando me preguntabas si estaba bien.
Perdón por abandonarte pero no sé comportarme con las personas cuando estoy triste o algo ronda mi cabeza. Me vuelvo completamente vacía.
Perdón si no respondí tus mensajes o contesté a tus llamadas. Nunca quise distanciarme de ti. Seguramente buscarás una razón. Pero la razón es que no sé como mierda respirar sin sentirme avergonzada conmigo misma y una parte de mi piensa que lo mejor para ti sería que yo saliese de tu vida.
Perdón si alguna vez te hice daño abandonándote en las noches en las que más necesitabas mi compañía. Soy un desastre.
Pero sobre todo perdón por autodestruirme y hacer que vieras como yo me rompía a pedacitos. Nunca he sido una persona estable pero no debí dejar que vieras mis fracasos.
Perdón por romperme.

Yo solo... lo siento.

martes, 4 de febrero de 2014

"— Es más que una locura. No creo que exista una palabra para eso.

— De hecho, hay una palabra para eso. Es "amor". Estoy enamorado de ella, ¿vale? Si te refieres a la palabra que significa preocuparse por alguien más allá de todo lo racional y querer que tenga todo lo que desea, sin importar cuánto te destruya, ¡esa palabra es amor! Y cuando amas a alguien, no dejas de hacerlo simplemente, nunca. Incluso cuando los demás te miran con pena o te digan loco. Incluso entonces. ¡Especialmente entonces! Simplemente, ¡no te rindes! Porque si te rindes...Si fuera tan simple seguir el consejo de los demás y superarlo y encontrar a alguien más, entonces no sería amor. Eso sería una cosa desechable por la que no vale la pena pelear. Pero yo...esto no es eso."