martes, 4 de junio de 2013

Me siento engañada.
Tengo la sensación de que tus 'te quiero' fueron la mayor mentira de mi vida. 
Una parte de mi te odia con todo mi ser, quiero decirte lo mucho que te odio, que rompiste a esta insensata chica en pedazos. 
Así eras las normas de tu vida. ¿Por qué eso era un juego? 
Siempre lo fue. Uno tenía que ganar y otro que perder.
Yo perdí.
Y empecé a odiar al tiempo, a las posibilidades, a los te quiero e incluso a mí. 
Cada segundo que pasaba era tan distinto... Cada pensamiento, cada tic, cada tac eran como miles de bofetadas. 

Pero si te odiase,  hay algo en mí que te echaría de menos. 

Por desgracia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario