martes, 17 de diciembre de 2013

Miro por la ventana de mi habitación.
Llueve.
Dirijo mi mirada a la nada y dejo que todos mis pensamientos me golpeen. Otra vez. Suspiro.
Intento recordar en qué situación me encontraba hace unas semanas, unos meses, un año. Todo ha cambiado en un abrir y cerrar de ojos. Y no sé como sentirme al respecto.
Me miro las uñas de mis manos. Están cortas porque no dejo de mordérmelas. En cambio, un par de semanas atrás, estaban largas y pintadas. No recuerdo habérmelas mordido tan rápido, pero comprendo de que no soy consciente de lo ocurrido esta semana.
Tomo un profunda respiración.
Busco cualquier sentimiento en mi pero no encuentro nada. Intento averiguar si estoy triste o feliz, pero no consigo saberlo. Solamente siento un gran vacío en el pecho.
Las cosas han cambiado. Recuerdo esta semana terrible. Todo ha acabado. Lo que me mantenía con fuerza se marchó dejándome sola. Pero no puedo echarle la culpa, notaba como ya yo no era yo. Decidí dejar marchar al amor y volver a estar sola.
Sola.
Me siento sola. Intento buscar alguien a mi alrededor al qué contar como me siento, o simplemente, cualquier persona que me distraiga de mis demonios. Me siento culpable y siento como si algo se estuviese retorciendo lentamente en mi interior.
Busco distracciones que me hagan olvidar. Que me dejen respirar profundamente sin sentirme mal conmigo misma. Nunca quise esto. Nunca quise hacer daño a nadie. Me siento la peor persona que existe.
Quiero llorar, pero simplemente no encuentro lágrimas. No puedo dejar que todo se vaya de mí. Por una parte, me gustaría soltarlo todo y estar en paz. Pero me alegro de que así sea, de no poder llorar. Me lo merezco.  Merezco sentirme así, merezco este vacío.

Espero que el tiempo lo curo todo. O no.

Vuelvo a mirar por la ventana.
Sigue lloviendo.

jueves, 10 de octubre de 2013

Te piden ayuda, y tú, como una gilipollas dejas que apoyen su cabeza en tu hombro y escuchas sus penas. Aunque no te interese, aunque no sea asunto tuyo. Ahí estás tú, mostrándoles que les quieres y que darías lo que fueras por ellos.
Pero llega el momento en el que tú necesitas ser escuchadas.
Miras a tu alrededor.
Y de repente, todos han desaparecido. 
Estas sola.

domingo, 6 de octubre de 2013

A quién se de por aludido.

Dicen que quién te quiere, te busca. 

Cruel.
Has sido el ser más cruel sobre la tierra.
Me has roto el corazón en pedazo sin ser dueño de él. Me lo has roto infinitas veces.
Sigo esperando el momento en que te des cuenta de que has cometido el mayor error de tu vida conmigo. Abandonándome y dejándome aquí, con una herida que tú has infectado con sal, limón y amargas y bordes palabras. 

También dicen que quién te quiere, te hará llorar.
He derramado ríos, he gritado, me he encerrado en mi mierda por ti. Y tú, maldito insensible, reías de mi anhelo. Tu falso cariño ha sido el mayor engaño de mi vida.


Y aunque me completes de ira, de llanto y de rabia., yo, como una cría, sigo esperando que me busques. 

lunes, 30 de septiembre de 2013

"No puedes decirles a las chicas tristes que son bonitas
a no ser que estés preparado para abrazarlas
mientras sollozan a las 3 de la mañana.

No tienes permitido decirles a las tristes chicas que son perfectas
si nunca has visto las heridas que ensucian su cuerpo
y representan cada batalla perdida con ellas mismas.

Y te suplico, que por favor, que no les digas a las chicas tristes
que estas enamorado de ellas 
a no ser que sea verdad."

lunes, 22 de julio de 2013

A quién corresponda:

Tú me salvaste en todas las formas que jamás pensaría que podías hacer.  Me enseñaste a disfrutar de las pequeñas cosas de la vida, bonitas a su manera. Mataste a los monstruos que vivían en mí, como tú decías de aquella canción que ya habrás olvidado, "Yo mataré monstruos por ti." Me acariciaste la cara mientras me decías, "Eres preciosa." Y como por arte de magia, me hiciste olvidar lo peor en mí. Había un antes y después, una línea que dividía mi vida. Me hiciste ser como realmente soy, y no me importaba mostrarme porque ahí estabas - y estás - no dejándome sola y volver a caer. Porque mientras tú estés, todos los agujeros negros de mi vida están tapados y curados. No existen. 
Siempre he creído que las personas entran en tu vida por un razón, y no por casualidad. Sí, esa palabra llamada "Destino". Entraste en el momento adecuado, en el tiempo exacto. Yo, sin esperarte, sin querer a nadie que me arreglase el corazón roto, pero sin previo aviso, llegaste y cambiaste todas mis ideas sin sentido. Llenaste mi triste mente, con tus risas que iluminaron todo mi alma. Sé que suena cursi, pero sabes todo lo que conseguiste. Pero sobre todo, me has enseñado a vivir. Me has enseñado que no tengo que encerrarme en mí. Tengo que salir, darle todo porque solo se vive una vez. Y quiero vivirla, si me lo permites, a tu lado.
No tienes ni idea de lo precioso que eres para mí. Quiero enseñarte todo lo que tú me has enseñado. Quiero rescatarte de donde estás, abrazarte y llevarte a vivir a América o quizás, Inglaterra, porque te lo mereces, y sé que te gustaría. Y sabes que todo lo que quieres, quiero que lo tengas. Eres demasiado bonito. Sé que ya lo he dicho, pero te lo vuelvo a decir, eres bonito. Quiero que todos tus deseos se cumplan, que seas feliz porque todo te hace feliz, porque sin ti, no estaría viva. Estaría vacía.
Quiero que saber lo que te hace triste.
Quiero que sepas lo bonito que eres para mí y para el mundo.
Quiero abrazarte cuando lo necesites.
Quiero que vivas el mayor tiempo posible.
Quiero verte todos los días de mi vida, maldición.
Quiero que seas totalmente feliz.

Aunque pasen unos años y ya no estemos juntos, no te olvides de que eres absolutamente todo para mí. Que no te quiero, no, te amo con todo mi ser. Eres eso a lo que llaman, "Destino".


sábado, 13 de julio de 2013

He reído cuando lo único que quería hacer es gritar.
He llorado miles de lágrimas.
He tenidos rocas en mi camino impidiéndome que viviese en paz.
He deseado acabar con todo.
He demostrado que soy una chica inmadura a personas que se reirían por esa razón.
He reído cuando tenía que llorar.
Me he enamorado.
Me han roto el corazón.
He llorado por personas que no lo harían por mí.
He abrazo a personas que me empujarían si estuviese en el borde de un precipicio.
He tenido mi primer amor.
He perdido mi orgullo tantas veces que no lo encuentro.
He hecho el ridículo solo para que te acordases de mí.
He ignorado comentarios que me derrumbarían, he caído cuando me empujaban.
He creado mi vida, mi sencilla y perfecta vida. He cumplido mis pequeños sueños.
He escondido mi dolor para evitar preocupar a personas que ni les interesaría.

Y hoy soy capaz de mirar mi pasado, levantarme sola y seguir caminando sin mirar atrás.

lunes, 10 de junio de 2013

"El tiempo pasa incluso aunque parezca imposible, incluso a pesar de que cada movimiento de la manecilla del reloj duela como el latido de la sangre debajo de un moretón. El tiempo transcurre de forma desigual, con saltos extraños y treguas insoportables, pero pasa. Incluso para mí."

jueves, 6 de junio de 2013

"Señorita:

Debe usted siempre tener claro 
que su rol en este mundo no es
otro sino ser feliz y hacer las
cosas que la hacen sonreír. No
más, no menos.

Por eso, esta nota es para
invitarla a que siga haciendo
eso que le gusta, porque es su
sonrisa lo que hace que otros
seamos inmensamente felices. Su
sonrisa tiene un poder
gigantesco, que tal vez usted ya
descubrió, por eso le pido que
por favor nunca deje que nada
opaque esa sonrisa. Nada.

Besos."

martes, 4 de junio de 2013

Querida yo:

Te escribo para explicarte como ha sido tu vida. 
Creo que has estado viviendo en una montaña rusa que solo caía en picado hasta el vacío. Mi simple niña. Porque sí, mírate, eres un cría inocente.

¿Recuerdas cuando llegaste aquí? Estabas muy asustada. Tenías miedo de no encajar. Y fíjate. Tenías razón. Eres pequeña y no prestabas demasiado atención a todas esas miradas llena de odio.
Pero creciste. 
Empezaste a encerrarte en tu propio mundo oscuro y solitario. Querías huir, alejarte. Pero eras una simple chiquilla. Tu caos interior empezó a aparecer. Perdonabas a tus demonios. ¡Qué ingenua eras!
Pero todo tenía un límite. Solo escuchabas risas, insultos. Tú ya no eras tú. Dicen que el dolor cambia a las personas.
Te odiabas.
Te odiabas.
Odiabas — y odias — tu reflejo.
Querías sentirte amada, pero solo recibías odio.
Tú pobre niña insensata empezaste a cortarte la piel de tus delicadas muñecas, la piel de tus piernas y la piel de tu vientre.
Y ahí estabas, rodeada de gente mirándo tus intentos de acabar con todo y no te ayudaban. Gritabas con la mirada auxilio, pero nada decía nada.
Tu caos interior te había consumido y eras una alma errante por la vida.

Y entonces, te enamoraste por primera vez.
Y lo mejor de todo, ¡Creías que él también lo hacia!
El amor que sentías empezó a estabilizarte, Te convertiste en "persona". Te despediste de todo el mal que sentías. Te sentías la chica más feliz del mundo. Hubieses dado la vida por él.
Pensabas que iba a ser para siempre.
Y te equivocaste.

Acabó. Y volviste a ser una chica sin vida.
Todo volvió y a niveles extremos.
Volviste a herir tu pobre piel. No querías estar aquí. Jo. Qué mal lo pasaste, nena. Dejaste entrar el dolor y no hiciste nada para evitarlo. Pensaste que 'el amor' era una mentira, que te habían engañado. Que solo eras un nombre más en una infinita lista. No sabemos si es real, pero así lo sentiste siempre. No quería saber nada del amor.

Y sin esperarlo, llegó un cambio.
Un chico llegó a tu vida. Te curó las heridas de tu piel a besos. Sin previo aviso, empezaste a enamorarte. Le necesitabas y le necesitas. Era la mejor droga para ti. Tenías miedo porque él era demasiado perfecto para ti. Pero tengo que decirte algo, querida yo, él será tu destino. Cambiará tu entorno, tu vida. Le verás andar hacia ti y te sentirás la persona más segura y querida de este mundo. Te trataré como nadie. Compartirás todos tus miedos, secretos, tu vida entera con él. Te hará reír cuando estés llorando por tus inseguridades. Te dirá que no tienes que cambiar, que eres preciosa tal y como eres. ¡Y TE LO IRÁS CREYENDO POCO A POCO! Aprenderás que la vida es magnifica si la compartes con él. Te dará todo el amor que jamás pensarás que recibirías. Y sobre todo, te amará.


Y esta ha sido tu vida. No ha sido una vida ejemplar. Pero te sientes orgullosa de ella. Volverías a repetir cada momento si con eso consiguieras llegar a lo que has llegado a ser. No te has rendido, te has convertido en mejor persona y te quiero. Te quiero como eres. Hay cosas que tenemos que arreglar pero somos fuerte. Podemos con todo.
Ahora tenemos que controlar nuestro caos interior. Ha desaparecido, pero nunca sabe cuando puede volver.

Gracias por esta vida.
Me siento engañada.
Tengo la sensación de que tus 'te quiero' fueron la mayor mentira de mi vida. 
Una parte de mi te odia con todo mi ser, quiero decirte lo mucho que te odio, que rompiste a esta insensata chica en pedazos. 
Así eras las normas de tu vida. ¿Por qué eso era un juego? 
Siempre lo fue. Uno tenía que ganar y otro que perder.
Yo perdí.
Y empecé a odiar al tiempo, a las posibilidades, a los te quiero e incluso a mí. 
Cada segundo que pasaba era tan distinto... Cada pensamiento, cada tic, cada tac eran como miles de bofetadas. 

Pero si te odiase,  hay algo en mí que te echaría de menos. 

Por desgracia.

domingo, 2 de junio de 2013

¿Tú ya no me quieres? — le preguntó.


No fue necesario decir nada.
Agradeció los recuerdos.
Y se fue.

lunes, 6 de mayo de 2013

<<Le dije que era demasiado bonita para cortarse la piel de sus muñecas.
   Ella me dijo que yo era demasiado guapo como para tener un cáncer de pulmón.
   Por eso, este será el último paquete de tabaco que fumaré>>

domingo, 5 de mayo de 2013

Estoy tan acostumbrada a herirme a mí misma que cualquier nuevo golpe no me afecta. El dolor psíquico y físico de la que soy responsable me mata poquito a poco cada día. 
Pero pasan los días y te das cuenta de que eres afortunada de lo que tienes.
No eres bella, no eres inteligente, no eres una señorita, eres vulgar, tienes más defectos que virtudes.
Tienes una guerra interna en ti, una parte de ti te odia y otra te necesita. 
Necesitas que te demuestren que eres importante, o simplemente necesitas un poco de cariño. Aunque sea falso, aunque te sientas como un animal de compañía.
Pero eres feliz. 
El dolor físico tan adictivo cesa, y tu mente simplemente está orgullosa de lo que has llegado a ser. 

domingo, 28 de abril de 2013

"No me importa si odias tus dientes
o cómo suena tu voz.
No me importa si odias tu pelo
tu sonrisa o tu risa y
el hecho de que estés triste.
No me importa si no te gusta
el camino al que te diriges o 
que quieras morir.
Te querré y cuidaré de ti.
Te besaré y te haré el amor.
Te diré que eres preciosa
y te haré sentirlo.
Quiéreme 
y te querré de vuelta."

martes, 16 de abril de 2013

Solo tú impides que me caiga a pedazos.

Te quiero.
Simple.
"Miro fijamente mi reflejo en el espejo
¿Por qué me estoy haciendo esto?
Estoy perdiendo la razón a causa de un pequeño error
Estuve a punto de dejar a mi verdadero yo en el estante"

Perfecta.
Todo el mundo quiere ser perfecta. ¿Entonces por qué yo no puedo serlo?
Me estoy jodiendo físicamente, haciéndome daño, mostrando el odio que me siento. Pero yo quiero que todos cuando me vean piensen 'Woow'.
No quiero avergonzarme de mí misma. No quiero ir por la calle mirando siempre el suelo. No quiero odiarme más.
Quiero ser bonita.
Quiero sentirme bonita.
Quiero mirarme en el espejo y sonreírme.
Lo deseo. Deseo ser como las otras chicas lindas que veo por la calle. Piernas largas, cuerpos de infarto y rostros que hace que muchos se arrodillen cuando pasan.

Solo quiero quererme.
Te sientes ridícula. Muy ridicula. 
Piensas que también te quería como tú le quieres a él. Piensas que te echa de menos como tú lo haces. 
Pero como siempre, estás equivocada.
Solo existes para sus intereses. 
Y te duele tanto que te tienes miedo incluso de respirar profundamente y empieces a romperte pedazos a pedazos. 
Pero ya es tarde.
Estás rota.
Piensas que lo tienes todo. Qué eres la persona más feliz de este mundo. Podrías morir en ese momento, que no te importaría. Notaste esa sensación en los labios.
Pero entonces el tiempo pasa. Los latidos de tu corazón son cuchilladas cada vez que los segundos pasan. El tiempo trae consigo un cambio. Y yo odio los cambios.
Cuando crees que todo era perfecta, que después de toda la mierda por la que pasaste al fin todo iba bien. ¡Qué puta ingenua!
Todas las personas que necesitabas para sobrevivir te abandonaron. Algo hiciste mal. Muy mal. Quizás perdiste como 'persona'. O no eres lo suficiente buena. Tengo esas frases grabadas en mi cabeza constantemente. "No eres lo suficientemente buena". Me atormenta. Las noches se vuelven pesadillas.
Muchos te mienten. Te dicen que están ahí.
Pero las palabras, al fin y al cabo, se las lleva el viento.
Podría contar las personas que están conmigo con una sola mano y me sobrarían cuatro. ¿Cómo hice para llegar aquí? ¿Para llorar todas las noches? ¿Para sentirme la persona más sola de este mundo?
No tengo razones. Solo podría explicarlo con una simple frase.

"No eres lo suficientemente buena"





domingo, 27 de enero de 2013


¿Sabes cuando has perdido algo -como tu camiseta favorita o un juego de llaves - y después de un tiempo buscando, te encuentras con algo que una vez se perdió, pero que te habías olvidado desde hace mucho tiempo de él?
Fuera lo que fuese, decidiste dejar de buscar, tal vez porque ya no era necesario reemplazarlo por uno nuevo o encontrarte algo mejor. Es casi como si nunca hubiera existido en primer lugar -hasta ese momento de descubrimiento, un destello de reconocimiento.

Todo el mundo tiene uno- un inventario de lo perdido esperando a ser encontrado. Anhelo de ser reconocido por el valor que una vez tuviste en su vida.

Creo que este es mi lugar, entre todas sus otras cosas perdidas. Una nota arrugada de la parte inferior de un cajón o fotografía antigua presionada entre las páginas de un libro. Espero que algún día me encuentres y recuerdes lo que alguna vez signifiqué para ti.


-Lang Leav.