lunes, 25 de junio de 2012

Tic-Tac.
Tic-Tac. Tic-Tac.
Tic-Tac. Tic-Tac. Tic-Tac.

¿Lo notas? ¿No? Las manecillas del reloj parece que se van moviendo más rápidamente y por cada movimiento todo lo que amé y amo se aleja.

Tic- Tac.

Voy odiando todo lo que cambia, lo aborrezco. El cambio implica un adiós, un el tiempo corre y  un no puedes alcanzarlo.