lunes, 12 de diciembre de 2011

Es ser feliz por el simple hecho que tú lo seas.


Es saltar al vacío sin un paracaídas, jugar a la lotería, apostar en una carrera por el que va el  último. Es sentir sin querer, no olvidar en un tiempo, pensar en ti noche, mañana y tarde también. Es magia. Es soportar distancias. Es saber que estarás ahí, que me agarrarás como si el mundo se te escapase de las manos. Que me quieras 5 minutos, y luego otros más y luego otros más, hasta que se acabe el día, los meses, los años y el mundo. Es vivir todos los días de cada mes de forma especial. Es saber que me quieres, que te quiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario