miércoles, 9 de noviembre de 2011

Querida antigua yo.

Y las cosas cambian y ya nada vuelve a ser igual que antes. Nada es como recordábamos. Todo a nuestro alrededor nos parece extraño, desconocido. Intentas averiguar quienes son esas personas que te rodean, intentas recordar todo aquello que te hacia sentir tan...bien.
Pero ya es tarde. Te diste cuenta demasiado tarde. Memorizas todo aquello que tanto amabas, esa sensación, esas risas. Buscas la solución para toda esa mierda...
Pero es demasiado tarde... percibes que tu ya no eres tú.
Hay otra persona ocupando tu lugar. Y ni sabes como llego a ti. Buscas esperanza de volver a encontrarte.
Tenias que crecer. Habian cosas en ti que necesitabas mostrar.
Pero querida antigua yo, por favor vuelve.


No hay comentarios:

Publicar un comentario